17/4/18

DIME CÓMO DUERMES Y TE DIRÉ CÓMO ERES

Cuando dormimos, cada uno de nosotros tiene su propio mundo, no solo cuando viajamos dentro de nuestros sueños, sino con la postura que tomamos para hacerlo y los pasos o rutinas que seguimos antes de quedarnos fritos. La forma de dormir de cada persona revela mucho de la personalidad de esta.
Aunque hay tantas formas de descansar como tipos de culo, podemos agrupar las distintas posturas en unas grandes categorías compartidas, en mayor o menor medida, por todos.

1Posición fetal

Tradicionalmente se ha dicho que esta postura la hacemos porque es la misma que hacíamos cuando estábamos flotando felizmente en líquido amniótico. Pero nada más lejos de la verdad, esta posición revela que te tiras pocos pedos y vas poco al baño así que, mientras duermes, tu cuerpo va adaptando su posición para hacer más fácil la expulsión de gases y excedentes.
Los que durmáis así tendríais que procurar comprobar cada día los pantalones del pijama para ver si habéis dejado algo de derrape en la franela. Además, si compartís cama, intentad poner el culo siempre de cara a la pared por lo que pueda pasar.
Podéis solucionarlo comiendo verdura y eliminando los arroces, así evitaréis destruir el cabecero de vuestra cama después de haber cenado fabada.

2El soldado

Recto y firme. Las personas que duermen así suelen tener tendencias suicidas ya que ven su sueño como una preparación para la muerte, por eso descansan en una postura similar a la que adoptarían en un ataúd.
Si veis que alguien reposa todo tieso significa que desean morir pronto y, por ese mismo motivo, no se suelen dar casos de parejas que duerman así, al menos durante sus primeros años de casados.

3El vampiro

vampire scare GIF by What We Do In The Shadows
Es similar al soldado, pero de pie y durante el día. Comprueba como reaccionas ante ajos y crucifijos, si te produce quemaduras y abrasiones en la piel puede ser que ya seas un vampiro y tengas que ir buscando un castillo gótico donde seducir otras criaturas hacia la noche.

4El ancla

Si duermes siempre con un pie en el suelo significa que eres un alcohólico o alcohólica. Has convertido el recurso de tirar el ancla es una rutina y eso debería darte una pista sobre que deberías cambiar el vino por el zumo de piña.

5La estrella de mar

Su definición ya es bastante representativa de lo que hay. Mientras que la postura sexual implica pasividad, si la hacemos mientras dormimos significa precisamente lo contrario.
Las personas que descansan así muestran su predisposición a tener sexo incluso mientras duermen. Eso lo podréis comprobar porque los chicos suelen tener la tienda de campaña puesta mientras que las chicas tienen la pepitilla haciendo palmas.

6El melancólico

La gente que duerme así suelen ser personas muy espirituales y modernas que hacen más horas de yoga que las que tiene el día. Es por eso por lo que su cerebro se ha vuelto medio majara y escuchan al maestro de karate kid en sus sueños mientras adoptan la pose de la grulla.
Son personas muy místicas cuyos pedos huelen a Nenuco. El único inconveniente es que a veces se despiertan más liados que los cascos del móvil.

7La caída libre

Es como la estrella, pero con el culo para afuera. No hace falta decir mucho más. Las personas que duermen así disfrutan explorando nuevas vías con su pareja; le ofrecen su cara B a la vida; les mola el lado oscuro de la luna, nadar a contracorriente como los salmones, tomar el camino sin asfaltar, llegar a Sauron por la ciénaga, etc.

8El tronco

Es como el soldado, pero en su versión lateral. Casi nadie duerme de esta forma, pero los que lo hacen suelen ser personas muy perezosas y que no realizan mucho esfuerzo físico ¿Por qué? Porque esta es la posición que adoptan cuando, en medio de la noche, les da una rampa y les suben los gemelos.

10/4/18

LO MÁS TOP EN TATUAJES

Si estás pensando en tatuarte, te vamos a dar algunos consejos para elegir los diseños que más de moda están y que mejor se adaptan a tu personalidad.
En esta página encontrarás: Tatuajes para hombres, para mujeres, modernos, pequeños, famosos...etc...
Pincha AQUÍ






6/4/18

Esta pareja descubrió que habían salido en la misma foto 11 años antes de conocerse.

El mundo está lleno de casualidades. Pero, ¿cuáles son las probabilidades de que dos extraños aparezcan en la misma fotografía y, once años después, se conozcan y se casen? Deben ser muy pocas, pero Xue y Ye desafiaron las estadísticas. Ellos descubrieron que ambos estuvieron exactamente el mismo día en el mismo sitio cuando se tomó una fotografía.
Esta anécdota fácilmente podría ser convertida en un guion de película romántica. Dos personas completamente desconocidas posan para una fotografía frente a la gran escultura roja de la Plaza del 4 de Mayo, ubicada en la cuidad de Qingdao, China. Y aunque los dos tienen fija su mirada en diferentes cámaras, el destino se empeñaría en unirlos, pues al cabo de 11 años terminarán casándose. Esta es la improbable, pero cierta historia de una pareja China que hace poco encontró la fotografía por accidente. Xue y su ahora esposo Ye, que fueron identificados en los medios locales por sus apellidos, estuvieron a pocos metros de distancia en julio del 2000, 11 años después de que se conocieran formalmente, en una ciudad a miles de kilómetros de distancia de la estatua roja, y el destino uniera sus vidas que, sin saberlo, ya se habían encontrado antes. La pareja contó a los medios que ambos viajaron a la ciudad de Qingdao en las mismas fechas. Mientras Xue acompañaba a su madre, que para esa época de recuperaba de una intervención quirúrgica; Ye se encontraba solo en un viaje que había planeado por un largo tiempo. También lo iba a acompañar su madre, pero sufrió una apendicitis que le impidió ir. Los dos posaron justo en el mismo instante para una fotografía frente a la gran estatua de color rojo que se encuentra justo en el centro de la plaza 4 de Mayo. La misma fue construida para conmemorar el movimiento del 4 de mayo, día en que los estudiantes de China llenaron las calles para hacer rechazar el “humillante” maltrato de su país en el famoso Tratado de Versalles. Luego de ese viaje, ellos siguieron sus respectivos caminos y pasaron más de 10 años sin tener conocimiento sobre la existencia del otro. Aunque se conocieron y se enamoraron en 2011, ninguno tenía idea de la extraña conexión que los unía, más allá del amor que sentían, hasta que encontraron la foto de ella, donde sale Ye al fondo. El hombre dijo a los medios que sintió “escalofríos” y se llevó una enorme sorpresa cuando vio la instantánea.